VIDA Y ESTILO

#LaPeorMamá. Dejemos de rescatar a los niños

By febrero 11, 2021 No Comments
#LaPeorMamá Lo que puede lograr un niño

¿Cuántas de nosotras rescatamos a nuestros hijos constantemente? Y con rescatar no me refiero a que se están ahogando en la alberca y me aviento por ellos. Me refiero a solucionarles la vida.

¿Ejemplos?

  • No anotó la tarea: la pido en el chat de las mamás del salón.
  • No me avisó a tiempo que necesitaba una cartulina: corro el domingo a las 10 de la noche por toda la ciudad buscando una papelería abierta.
  • Dejó el lunch en casa (cuando iban a la escuela): corro a rogarle a la de la recepción de la escuela para que me deje entregárselo porque si no mi pobre criatura morirá de hambre.

Rescatar a nuestros hijos es una forma infalible de asegurar que sean irresponsables. Pero cuesta, cuesta mucho trabajo no rescatarlos.

La semana pasada #minispeedy me dijo:

Ya terminé la tarea.

¿Seguro?

Sí.

¿Ya revisaste el blackboard (ósea la plataforma donde están las tareas)?

Sí. Y no subió nada la maestra de inglés.

Bueno, igual al rato dale una checada por si tienes que subir la tarea o algo.

Como a eso de las 4:30 de la tarde, me llega una notificación del blackboard de la tarea que subió la maestra de inglés donde venían las páginas de un libro, que el chamaco ya había hecho y algo de una presentación. No les voy a mentir, ni leí bien.

Estaba a punto de levantarme para ir a decirle a mi hijo que ya habían subido la tarea de inglés, que la revisara, cuando recordé esta regla de oro: No rescates a tus hijos. Así que no lo hice.

Al otro día, durante las clases me llama #minispeedy.

Mamá, no hice la tarea de la presentación de los animales. Pero es que no la vi. La maestra no dijo.

¿Checaste ayer el blackboard como quedamos?

Silencio, seguido de unos ojos viendo hacia el piso.

No. Se me olvidó.

Ahí venía lo de la presentación.

En eso escucho a la maestra preguntarle por su tarea.

I did´t do it. – Le contestó el susodicho.

Me acerqué de nuevo y vi lágrimas contenidas y vena saltada por el coraje.

¿Todo bien?

No. Me regañaron por la tarea. No la hice.

Y ¿estás enojado?

Sí. Conmigo por no checar el blackboard. Si lo hubiera checado la hubiera hecho.

Bueno y ¿qué puedes hacer?

Al cabo de unos minutos, le escribió a la maestra preguntándole si le daba permiso de presentar su tarea al otro día. Y ella, muy considerada le dijo que sí.

Esa tarde, en cuanto terminó clases, solito se puso a hacer la presentación que no había hecho la tarde anterior para poder presentarla al otro día.

Ya hice mi presentación.

Qué bueno que te dejaron presentarla mañana ¿no?

Sí. Pero no siempre me van a dejar si no hago la tarea.

Creo que tienes razón. ¿Crees que pudiste haber hecho algo diferente?

Pues revisar el blackboard otra vez más tarde.

A partir de ese día, si entra a blackboard y no hay nada, unas horas después lo vuelve a revisar para asegurar que hizo todas las tareas.

¿Creen que si le hubiera avisado que la tarea ya estaba en blackboard desde el primer momento hubiera aprendido a revisar más de una vez? Yo estoy segura de que no.

Me dolió, me dolió verlo enojado por no tener la tarea. Me dolieron sus lágrimas porque le choca que lo regañen. Pero sé que mi decisión fue la correcta.

Que difícil ser mamá a veces. Casi siempre.

Gracias por leer

#LaPeorMamá

La entrada #LaPeorMamá. Dejemos de rescatar a los niños aparece primero en López-Dóriga Digital.